Volver

Programa de beneficios para pacientes

Enfermedad de Alzheimer

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

La Enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que causa problemas con la memoria, la forma de pensar y el carácter o la manera de comportarse.

Es la forma más común de demencia. La demencia implica la perdida de memoria y de otras habilidades intelectuales. Se caracteriza por interferir con la vida cotidiana del paciente.

Debido a que un 70% de aquellas personas que padecen de Alzheimer viven en sus hogares, el impacto de la enfermedad repercute tambien en familiares, amigos y cuidadores.

La EA empeora lentamente. Además del compromiso de la memoria, quienes la padecen pueden presentar episodios de confusión, y trastornos del lenguaje (habla y/o escritura).

Esta enfermedad afecta a más de 400.000 personas en la Argentina y el principal factor de riesgo es la edad.
Prioridad global

En 2008 la Asociación Internacional de Alzheimer (ADI, por sus siglas en inglés) lanzó una Carta Global de la Enfermedad de Alzheimer que incluye estos 6 principios para hacer de ella y otros tipos de demencia una prioridad global:

1
Promover la sensibilidad y el conocimiento de la enfermedad.
2
Respetar los derechos humanos de las personas que la padecen.
3
Reconocer el papel fundamental de los familiares y cuidadores
4
Proveer acceso al cuidado socio-sanitario
5
Destacar la importancia de un tratamiento óptimo luego de establecido el diagnóstico
6
Tomar medidas para prevenir la enfermedad, a través de mejoras en la salud pública
Señales de alerta

La Asociacion de Alzheimer de Estados Unidos ha creado esta lista de señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia. Cada individuo puede experimentar una o más de estas señales en grados diferentes:

Es signo de alerta:
  • Fallas en la memoria que afectan las actividades cotidianas.
  • Dificultad para planificar o resolver problemas.
  • Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre.
  • Desorientación de tiempo y/o lugar.
  • Problemas con el uso de palabras durante el habla y/o al escribir.
  • Extraviar objetos o colocarlos en lugares extraños y no poder encontrarlos.
  • Afectación del juicio para lo toma de decisiones.
  • Falta de iniciativa relacionada a las actividades laborales y sociales.
No es signo de alerta:
  • Olvidarse de vez en cuando de nombres o citas pero recordarlos después.
  • Cometer errores de vez en cuando al sumar y/o restar.
  • Necesitar ayuda de vez en cuando para usar algún dispositivo electrónico.
  • Confundirse sobre el día de la semana pero darse cuenta después.
  • Tener dificultad a veces en encontrar la palabra exacta al hablar.
  • De vez en cuando, colocar objetos (como los anteojos o el celular) en un lugar equivocado.
  • Tomar una mala decisión de vez en cuando.
  • Estar a veces cansado de las obligaciones del trabajo, de familia y sociales.

Las conductas señaladas que no son signos de alerta son cambios que resultan habituales en el proceso normal de envejecimiento

No debemos confundir ni asociar la Enfermedad de Alzheimer con la vejez. La Enfermedad deAlzheimer y otras formas de demencias no son parte natural del envejecimiento.

Durante el envejecimiento normal, la gente tiende a olvidar las cosas, pero es consciente de ello. Si los problemas de memoria están interfiriendo con sus actividades cotidianas, se sugiere consultar con un médico. Ver al médico cuando los problemas de memoria recién comienzan, puede ayudar a diagnosticar tempranamente la causa. En el caso de la Enf. de Alzheimer, el diagnóstico temprano brinda al paciente y su familia más tiempo para planificar su tratamiento y cuidado