Volver

Programa de beneficios para pacientes

Somnolencia excesiva

¿Por qué se produce?

La somnolencia excesiva se asocia con una variedad de condiciones médicas tales como

APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO
La apnea obstructiva del sueño es un trastorno en el que ocurren una o más pausas en la respiración mientras la persona duerme. Esto se debe a que los músculos de la garganta se relajan y bloquean la respiración. Por lo general es una enfermedad crónica (continua) que interrumpe el sueño.
Esto resulta en mala calidad del sueño que produce cansancio y somnolencia durante el día.
TRASTORNOS POR HORARIOS ROTATIVOS DE TRABAJO
El trastorno por horarios rotativos de trabajo se define como la ocurrencia de somnolencia excesiva y/o insomnio entre individuos con horarios de trabajo no estándar, incluyendo el trabajo nocturno permanente o intermitente. Es causado por un patrón de sueño-vigilia que está desalineado con el ritmo circadiano endógeno normal. Este trastorno puede causar una angustia y/o deterioro clínicamente significativo en las áreas sociales, ocupacionales u otras áreas importantes.
NARCOLEPSIA
La narcolepsia es un trastorno de causa desconocida que se caracteriza por somnolencia que normalmente se asocia con la cataplejía (pérdidarepentina de tono muscular bilateral provocada por una fuerte emoción) y otros fenómenos del sueño como la parálisis del sueño y las alucinaciones hipnagógicas (alucinaciones que ocurren al comienzo del sueño).
¿Por qué es importante dormir bien?
El sueño es una necesidad humana básica y es esencial para una buena salud, una buena calidad de vida y un buen desempeño en el día a día.
Los procesos corporales que ocurren diariamente en el ser humano, entre ellos el sueño, están controlados por el ritmo circadiano, que también conocemos como reloj biológico. El cuerpo humano se ha adaptado a los cambios diarios en la oscuridad y la luz de tal manera que anticipa períodos de sueño y actividad.
No dormir de forma suficiente o adecuada puede manifestarse mediante somnolencia excesiva que está asociada a un aumento del riesgo de accidentes domésticos, laborales o viales, sumado a un deterioro de la capacidad de trabajo; constituyéndose también en un factor de riesgo que se asocia a padecimientos tales como obesidad, diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, deterioro cognitivo, afectación del sistema inmune, entre otros.
Los efectos de la somnolencia excesiva en el bienestar, y en la seguridad individual y pública, resaltan la importancia de reconocer este síntoma, identificar sus causas e implementar estrategias y terapias para su manejo adecuado.
Consejos para dormir mejor
  • Establecer un horario habitual para acostarse y despertarse.
  • Dormir siestas cortas.
  • No ir a la cama a menos que tenga sueño.
  • Si no se duerme después de 20 minutos, levantase de la cama.
  • Establezca una rutina relajante para acostarte.
  • Use la cama sólo para dormir y para las relaciones de pareja.
  • Haga de su dormitorio un lugar tranquilo y relajante. Mantenga la habitación a una temperatura cómoda y fresca.
  • Apague los dispositivos electrónicos al menos 30 minutos antes de acostarse.
  • Coma de forma moderada antes de acostarse. Si tiene hambre por la noche, coma una merienda ligera y saludable.
  • Haga ejercicio con regularidad y mantenga una dieta saludable.
  • Evite el consumo de cafeína a la tarde y la noche (incluye café, té, refrescos y chocolate).
  • Evite consumir alcohol antes de acostarse y no fume.
  • Reduzca la ingesta de líquidos antes de acostarse.